Si eres un amante de los viajes por el territorio nacional y estás harto de visitar siempre iglesias, catedrales y monumentos típicos una alternativa muy saludable y entretenida es hacer la ruta hasta el Nacimiento del río Cuervo en la serranía de Cuenca.

Rio Cuervo

Cascada principal del río Cuervo

Si cogemos la carretera que nos lleva a la Ciudad Encantada, desde Cuenca, tardaremos sobre una hora hasta llegar al comienzo de la ruta. El aparcamiento no es un problema ya que allí hay una explanada grande donde además tenemos un restaurante por si quisiéramos tomar algo, bien para coger fuerzas para la caminata o para reponernos después de haberla acabado.

La ruta está muy bien señalizada, así que no hay miedo a perderse. El sitio donde comienza es una pasarela larga de madera con árboles en sus lados. Es un paseo sencillo, sin grandes tramos empinados ni bajadas extremas, así que la pueden realizar personas de cualquier edad ya que las barandillas que hay a lo largo del camino pueden facilitarnos la subida.

Durante la ruta hasta el Nacimiento del río Cuervo encontramos varias cascadas de agua, que si viene muy fuerte la corriente puede que salpique, pero sin asustarse que nadie se irá empapado de allí. También hay algunas pozas pequeñas de agua cristalina, las fotos que podemos hacer allí de la bajada del agua y de las pozas son preciosas. Gracias al agua que nos acompaña durante todo el paseo, aunque vayamos en verano, no pasaremos un calor asfixiante típico de esta estación, será un paseo fresquito, y si vamos en invierno, puede ser que nos la encontremos congelada y haciendo chuzos en las paredes de la montaña, sea como sea, a título personal, recomiendo hacerla en distintas estaciones para ver el cambio que hay. Además la duración es de una hora y media si se va a un ritmo relajado y disfrutando del paisaje tranquilamente. La ruta es circular y acaba en un merendero así que perfectamente se pueden llevar bocadillos o comida y almorzar allí, o bien como he dicho antes, en el restaurante que hay allí.

Al no ser una ruta muy larga se puede compaginar con visitar la Ciudad Encantada, o llegar hasta la cima de San Felipe, que sería a partir del Nacimiento del río Cuervo seguir el sendero de baliza que nos llevaría a recorrer unos ocho kilómetros más de ruta hasta llegar a nuestro destino.

Esta excursión hasta el Nacimiento del río Cuervo es una alternativa ocio-cultural para todos los públicos, y por qué no, convertir este paseo en un día romántico con tu pareja disfrutando de la naturaleza y después de un buen picnic, ¿a qué estás esperando?